sábado, abril 23

Por el culo


Ya se lo decía yo, que el deporte es malo para la salud, pero Comosellame no me hacía caso. Ahora resulta que tiene algo jodido y, claro, le toca el turno al reposo relativo y los antiinflmatorios. Se lo podía haber tomado en pastillas y, sin embargo, eligió la vía intramuscular aunque el dolor era leve, así que me puso una jeringa en una mano y un algodón empapado en alcohol en la otra y se bajó el pantalón dejando visible una nalga que se me antojó soberbia. Mientras empujaba muy lentamente el émbolo me deleité con el tacto tibio de su piel color miel, con su pubis que asomaba ligeramente, con sus manos que sujetaban con suave tensión el slip.
- Qué bien me la has puesto, tío.
- Es que el culo hay que tratarlo con mucho cariño.

domingo, abril 10

Madrileños

Cantar en español me da vergüenza, es como cantar desnudo. Uno me lo sugirió una vez pero, repito, me da vergüenza. Mucha.

Tenía yo guardado por la entrañas del pc algo en lengua materna, la primera cosa que grabé, por cierto, y que pocas orejas han oído. Es una delicia de canción –la original, claro- de Hilario Camacho, madrileño de Chamberí al que tuve el placer infinito de ver y oír en un concierto casi unplugged en un teatro pequeño del suroeste, tan en familia que la batería se escuchaba sin necesidad de amplificación. Me dio mucha pena en su día su muerte inesperada pero más me dio cuando hace unos días leí por ahí que se trató de un suicidio. Hasta en eso fue romántico.

Hoy desnudo mi lenguaje en su memoria con una de sus primeras composiciones, y yo no sería yo si no pidiera perdón por ‘descantarla’ un par de tonos por debajo de lo que mi voz tolera con cierta dignidad.



A Uno por la sugerencia lingüística y a Theo por enseñarme a incrustar el prefijo 'des'.

sábado, abril 9

Telegrama

Racha asténica. STOP. Musas ausentes ni se les esperan. STOP. Casi dos meses metido en burbuja doméstica. STOP. Lo mismo tiene algo que ver. STOP. Mañana otra vez rutina laboral. STOP. A ver si remontamos. STOP. Echo mucho de menos pasear con Diógenes. STOP.